Una de las tendencias de alimentación que está ganando terreno en los últimos años es la contrapartida a la comida rápida es la slow food. Un fenómeno que nace como respuesta a las prisas que nos invaden en la rutina diaria y que llegan hasta nuestros platos. En la comida lenta se valora la tranquilidad, el disfrute, los productos naturales y la cocina local. ¿Te gustaría disfrutar de la slow food en tu viaje por Galicia? ¡Ven hasta nuestro Hotel Restaurante Costa Verde! Potenciarás los beneficios de la slow food con todos los encantos del mar. ¡No te lo pierdas!

Pero… ¿a qué llamamos slow food?

Aunque parezca algo nuevo, en realidad, esta tendencia es una vuelta atrás en el tiempo, hacia aquel pasado en el que comíamos con tranquilidad, disfrutábamos de cada bocado y sabíamos bien lo que comíamos, pues apostábamos por los productos naturales y nuestras propias recetas. El slow food o la comida lenta tiene como objetivo precisamente ese: devolvernos la tranquilidad a la hora de comer, hacernos conscientes de nuestra propia alimentación y volver a la cocina local.

¿Por qué unirse a la slow food?

Tal y como imaginas, la comida lenta tiene muchas ventajas para tu salud y supone un cambio de vida hacia mejor. He aquí algunos de sus múltiples beneficios:

  • Mejorará tu estado de salud. Una vez hagas el cambio, pronto verás que el precio de los productos naturales es en realidad una inversión que haces en tu salud.
  • Es fácil llevar una dieta equilibrada. Uno de los principios de este tipo de alimentación es precisamente variar las comidas, de ahí que conseguir la dieta equilibrada que tu cuerpo necesita sea una tarea sencilla.
  • Te harás especialista en diferenciar naturales y procesados. Tu paladar descubrirá todo un nuevo mundo de sabores con los productos naturales, sabiendo diferenciarlos perfectamente de los procesados.
  • Hasta tu digestión te lo agradecerá. La ausencia de prisas te ayudará a evitar los excesos, algo que le vendrá de perlas a tu digestión.

¿Qué supone la slow food?

Ahora que ya tienes claro que es para ti, ha llegado el momento de contarte los detalles de esta tendencia tan saludable.

Disfrutar de cada bocado de forma consciente

A las prisas de llegar, coger tu comida en una bandeja, ponerte a comer mientras revisas el e-mail y no saber ni qué pinta tiene el bocado que te estás llevando a la boca, se contrapone la slow food. Aquí prima la tranquilidad. La idea es que comas siendo consciente de cada bocado y que lo disfrutes, que te deleites con él.

De cada bocado… natural y de nuestra cocina

Y esta es otra de las grandes máximas: los productos deben ser naturales. Aquí se presta atención a los productos de temporada y al género local, además de a nuestra propia cocina, a las recetes locales, por salud, pero también por seguir cultivando la cultura y defendiendo la economía de cada lugar en particular.

¿A qué esperas para vivir todos los beneficios de la slow food con los hermosos paisajes de la costa gallega de fondo? ¡Te esperamos en nuestro Hotel Restaurante Costa Verde con la mesa puesta!

Contacto